Blog Círculos

Círculos

Los primeros círculos de los que se tiene referencia como prácticas restaurativas surgen en el contexto de los indios nativos de América del Norte. Además de los principales afectados por el conflicto, también participan las personas de su entorno próximo así como cualquier otro miembro de la comunidad que lo desee, dado que se considera que cualquier conflicto o situación de daño afecta a todos y la responsabilidad de mejorarlo es también compartida por todos. 
El facilitador (circle keeper) habrá hecho, también, una intensa labor de preparación de las partes antes del círculo. Durante la reunión, se limitará a formular preguntas básicas que los participantes responderán a medida que les llegue el turno marcado por el paso de un objeto de mano en mano (talking piece) en el sentido de las agujas del reloj. 
La ritualización de la intervención facilita que las partes se escuchen para comprender y no para rebatir la postura de los otros, lo que a su vez fomenta que en el transcurso de una ronda las partes eviten repetir y aporten visiones o ideas que no se han mencionado todavía.
Siguen esta metodología los llamados sentencing circles, healing circles o peacemaking circles
Recientemente se ha pilotado la implementación de círculos en diferentes países europeos en el marco del proyecto «How can peacemaking Circles be implemented in countries governed by the ˝principle of legality˝?», liderado por ForeSee Research Group (REF). Por otra parte los restorative circles, ideados por Dominic Barter el Brazil, si bien también prevén amplia participación de todo el que se quiera implicar, la gestión del proceso no está ritualizada por el paso de un objeto sino que es el facilitador quien la gestiona formulando ciertas preguntas a los participantes.
Referencias:
Peters, T. (2000) ‘Victim-Offender Mediation: reality and challenges’, in European Forum for Victim-Offender Mediation and Restorative Justice (ed.), Victim-Offender Mediation in Europe. Making Restorative Justice Work. Leuven, Leuven University Press, 9-15.

Sin comentarios

Responder