Qué no es la justicia restaurativa

Qué no es la justicia restaurativa

Es importante entender que un proceso restaurativo NO tiene por objetivo:
  • Alcanzar acuerdos de reparación, perdón o reconciliación. Si se llega a ellos no dependerá del caso y de las necesidades de las personas implicadas, pero no es el criterio de éxito. El objetivo es haber creado un espacio seguro de diálogo donde las partes afectadas hayan podido encontrarse y hayan tenido igualdad de oportunidades para hablar de las respectivas visiones de los hechos, el impacto y las necesidades generadas (process-oriented vs. outcome-oriented).
  • La reducción de la reincidencia. Existe un amplio cuerpo de investigación sobre la desistència que muestra la complejidad de los factores que intervienen. La participación en un proceso restaurativo por los elementos de responsabilización e identificación de necesidades que conlleva, y puede ser un motivo que favorezca la desistència. No obstante, no sería razonable tener la expectativa de que una intervención de un tiempo limitado sobre una situación concreta (conflicto o hecho delictivo) sea todo lo que una persona necesita para afrontar el conjunto de factores endógenos y exógenos que explican el comportamiento delictivo en cada caso.
  • Dar una respuesta ágil y económica a las faltas y delitos leves, ampliar el abanico de penas disponibles para jueces y fiscales o aliviar la carga de la administración de justicia. Aunque según cómo esté legislado, estos pueden ser efectos buscados o colaterales, hay que tener mucho cuidado de que la forma en la que se implementen programas de justicia restaurativa no conlleve una ampliación de la red del sistema penal (netwidening effect) ni una perversión de sus principios y valores esenciales.